Traducción:

Nacida en el pueblo de Cabra del Santo Cristo, Jaén, vino a Barcelona buscando una vida mejor. Su talante luchador es reconocido no sólo por el vecindario sino también para las instituciones, ya que ha sido merecedora de la medalla de oro del Ayuntamiento de Barcelona. Ahora su pueblo natal, con el que nunca perdió los vínculos, la ha nombrado hija predilecta, en reconocimiento a su trayectoria de vida.

María Ortega ha sido una figura clave para las luchas de las mujeres de los barrios obreros. En 1953 fundó, junto con otras compañeras, el centro cultural del ámbito de la mujer Ancla, primero de toda España que se definía. El objetivo era aprender a leer y escribir. Con esta voluntad de formarse y el espíritu de superación inagotable, María pasó de ser una empleada de la limpieza para el Ayuntamiento a jubilarse como directora de Casals de ancianos.

Con una férrea voluntad para formarse se ganó el respeto y reconocimiento de todos.

Y eso no le impidió implicarse de manera comprometida en las muchas luchas vecinales: reclamos y protestas al servicio de agua, las escuelas públicas, los centros sanitarios … Hay estado en todas y no deja de transmitir la alegría de haber participado y la necesidad de continuar luchando. Por este espíritu ningún reconocimiento no será suficiente.

El 25 de marzo sentíamos María, acompañada, por sorpresa, del alcalde de Cabra del Santo Cristo, Francisco Javier Justicia, el programa Raíces de La Marina FM.

Un merecido agradecimiento a la orgullosa vecina nuestra y ahora también hija predilecta de Cabra del Santo Cristo! Viva La María, La Marina y Jaén!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *